Con la llegada del verano y de las altas temperaturas se incrementa el riesgo de que nuestros mayores sufran un golpe de calor. Los centros tercera edad Zamora lo tienen presente y nos dan una serie de consejos para que la salud de las personas mayores no corra riesgos.

El organismo de las personas mayores no responde igual ante las altas temperaturas que el de otros segmentos poblacionales. Además es habitual que se “olviden de beber” porque tienen menos sensación de sed, lo que puede provocarles que se deshidraten. También es común que los ancianos padezcan enfermedades crónicas o que tengan sobrepeso, lo que incrementa el riesgo de padecer un golpe de calor. Para prevenirlo, los centros tercera edad Zamora nos dan estos consejos para que les evitemos el golpe de calor.

Beber, beber y beber, aunque no se tenga sed. Agua, zumo, infusiones. Evitar el alcohol y las bebidas con cafeína.

Evitar comidas fuertes y copiosas para evitar las digestiones pesadas. Durante el verano es aconsejable tanto reducir las cantidades como hacer comidas ligeras (frutas, verduras, pocas grasas…)

Hemos de evitar que salgan en las horas centrales del día. La mayor incidencia de los rayos solares se produce entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde, por lo que deberemos procurar tenerlos en casa o en los centros de día durante esa franja horaria.

Reducir la actividad física durante las horas de más calor. Si nuestros padres o abuelos salen a dar un paseo todos los días, que lo hagan a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Vestir ropas amplias y claras y si es necesario salir cuando más calienta el sol, que se protejan con una gorra o sombrero de paja.

El Centro de Día Zamora 1 tiene siempre presentes estos consejos para el cuidado de nuestros ancianos.