Los centros de día para mayores en Zamora cuentan con profesionales cualificados para la atención y el cuidado de las personas mayores. Además de médicos, ATS y fisioterapeutas, están los terapeutas ocupacionales. Estos, ayudan a que la vida diaria de los ancianos sea más activa e independiente. Para cumplir su labor con eficacia lo óptimo es que tengan las siguientes cualidades:

La primera y fundamental sería la paciencia, ya que no todo saldrá siempre bien, posiblemente los objetivos propuestos no se alcancen y habrá que contar con que posiblemente el usuario no se sentirá con ganas ni con fuerzas para hacer caso de nuestras indicaciones. Se necesita por lo tanto grandes dosis de paciencia para no tirar la toalla a la primera de cambio.

Un terapeuta ocupacional debe tener una buena capacidad de comunicación, tanto para dirigirse a la familia de la persona anciana o con discapacidad como para comunicarse con la persona con la que está trabajando. Debe tratar de hacerle entrar en razón cuando se requiera y hacerle ver lo que es conveniente o no para él.


También es fundamental que tenga empatía, una gran capacidad de ponerse en lugar del otro, tanto en lugar del usuario, como en el de su familia. Esta cualidad sería aplicable a cualquier trabajador de los centros de día para mayores en Zamora.

Un factor que no hemos resaltado, pero que se da por supuesto, es la gran humanidad con la que debe contar para poder desarrollar su trabajo día a día de forma satisfactoria.

Por último, desde el Centro de Día Zamora 1 te contamos que el terapeuta ocupacional debe ser un gran observador y estar atento en todo momento a la persona con la que está tratando, para poder detectar cualquier anomalía, tanto física como psicológica.