Una de las preguntas que más veces tenemos que resolver en los centros de día para mayores en Zamora es en qué se diferencia nuestro centro con una residencia de la tercera edad, ya que mucha gente piensa que son lo mismo. Para resolver de una vez por todas esta cuestión, vamos a repasar las diferencias entre unos servicios y otros.

La mayor diferencia y principal que existe entre el Centro de Día Zamora 1 y una residencia para personas mayores es que en el segundo caso, los ancianos viven de forma permanente, es decir, duermen allí, mientras en un centro de día pueden ir a pasar el día, pero no quedarse a dormir. Algunos de ellos combinan las dos opciones, pero no es nuestro caso, por lo que nuestras instalaciones y profesionales están especializados en el cuidado de los mayores, sobre todo en cuestiones de prevención y tratamiento.

Se trata de una opción que escogen las personas mayores cuyo grado de dependencia no es total, sino que pueden valerse por sí mismos en muchas situaciones. Se podría decir que los centros de día para mayores en Zamora son la opción intermedia entre la independencia total del anciano y la residencia geriátrica, pero otorgan en muchos casos una mejor calidad de vida y ralentizan los síntomas y problemas de la edad.

Y todo ello con la ventaja de que los mayores pueden continuar en sus domicilios habituales, pasando las noches y fines de semana en casa, sin que se produzca esa desvinculación con los familiares, algo a lo que tanto temen los ancianos, pero sin la obligación de que los allegados tengan que variar su modo de vida por la persona mayor.