En anteriores artículos hemos ido desgranando algunos de los beneficios de los que gozan quienes tienen la suerte de disfrutar de su estancia en cualquiera de los centros para la tercera edad en Zamora: Cuidados, atención médica, socialización, actividades de estimulación intelectual… Hoy vamos a centrar nuestra atención en el ejercicio físico. Diferentes estudios han comprobado que, a medida que disminuye la actividad física de los mayores, disminuye también su capacidad funcional al tiempo que se incrementa el deterioro de su salud fisiológica y mental.

La Organización Mundial de la Salud recomienda, para las personas mayores de 65 años, la práctica de actividades físicas aeróbicas, siempre moderadamente, durante, al menos, 150 minutos semanales. Recomienda también que estos ejercicios se practiquen en diferentes sesiones con una duración mínima de 10 minutos. Igualmente recomienda para personas con problemas de movilidad la realización de actividades que puedan ayudar a mejorar su equilibrio y, por lo tanto a impedir caídas, al menos tres veces por semana.

Por eso, en los  centros para la tercera edad en Zamora, incluimos en nuestro programa semanal actividades que  incluyan el ejercicio físico como pueden ser los paseos y visitas y hasta sesiones de gimnasia o yoga. Para los mayores es más fácil y cómodo practicar el ejercicio al tratarse de actividades programadas y realizadas en grupo.

Diferentes estudios han demostrado que el ejercicio físico, además de incrementar la movilidad manteniendo activas las articulaciones y la musculatura, es también sumamente beneficioso para incrementar la memoria de los ancianos y reducir los riesgos de padecer depresión, ansiedad y estrés.

En el Centro de Día Zamora 1 nos ocupamos de atender a nuestros mayores en todos los aspectos.