Los centros de tercera edad en Zamora cada vez están mejor equipados y ofrecen alternativas más variadas y atractivas para los residentes. Uno de los talleres con más éxito y donde más felices vemos a las personas mayores es el de manualidades. Esta actividad aporta grandes beneficios a quienes la realizan con frecuencia. En primer lugar, proporciona un rejuvenecimiento activo a través de la estimulación cognitiva y se consiguen importantes avances en psicomotricidad.

Los alumnos deben poner empeño y esfuerzo en trabajos que exigen destreza manual y ser minuciosos y detallistas, lo que se traduce en una mejora de la psicomotricidad. Además de estos dos beneficios que hemos comentado, estos ejercicios son idóneos para favorecer la socialización, tanto en nuestra residencia de tercera edad como en los núcleos familiares. Son, por tanto, una excelente forma de compartir un rato entre compañeros residentes o con nietos e hijos.

Uno de los retos que nos marcamos en los centros de tercera edad en Zamora es reforzar la autoestima de las personas mayores. Gracias a un sencillo taller de manualidades, podemos conseguir grandes resultados en este sentido. Animarlos a que hagan una tarea y reconocerles su buen desempeño les hará interiorizar que son capaces de superar una actividad así brillantemente.

En Centro de Día Zamora 1, además del aspecto físico y emocional, también consideramos que hay que cuidar el enfoque integrador de estas actividades. La idea es invitar a los familiares a nuestra residencia para mayores y que participen, junto con su ser querido, en la realización de estos ejercicios.